Pequeña lavandería en Elche.

Este proyecto me llamó la atención por el éxito de los diseñadores en crear un espacio atractivo para un negocio tan simple y aburrido como un lavadero.

Me imagino que los propietarios de este tipo de negocio generalmente piensan que el margen de ganancia no es tan elevado para justificar una inversión en una imagen que llame la atención del cliente. Ven el negocio como una necesidad y no como un lujo que un potencial cliente utilizará solo por tener una imagen fuerte y atractiva. Yo creo que están equivocados. Toda clase de negocio puede lograr una imagen atractiva y generar mayores ganancias sin necesidad de invertir demasiado.

Pequeña lavandería en Elche.

Utilizando diseños simples, colores llamativos y elementos de destaque se puede transformar un espacio, de por sí carente de interés, en un espacio donde el cliente no le moleste pasar el tiempo.

Vemos en este caso, como en un espacio pequeño, el estudio Antonio Maciá A&D, con 3 decisiones de diseño (paleta de color, gráficas  y elemento de destaque), crearon un espacio atractivo, que te invita a entrar y ver de qué se trata.

Pequeña lavandería en Elche.

La paleta de colores es chica: blanco puro en la mayoría de las paredes, techo y equipamiento, gris en el piso y azul sobre las paredes donde se ubican las máquinas. La utilización de únicamente 3 colores, y en los casos del blanco y gris, colores neutros,  ayuda a que el espacio, de por sí pequeño, no parezca aún más pequeño.

Pequeña lavandería en Elche.

Pequeña lavandería en Elche.La señalética, con la utilización de una tipografía simple y moderna se refuerza con la aplicación de íconos, también simples pero que transmiten con éxito el mensaje deseado. Los colores de las gráficas mantienen la paleta de colores del espacio, dándole una continuidad al diseño.

Pequeña lavandería en Elche.

 La utilización de un “collage de remeras” de infinitos colores en el techo es el único elemento de color y, aparentemente, disonante del espacio que actúa como elemento de destaque, y evita que el espacio, con su paleta de colores simples, se vuelva un espacio aburrido. Si estoy pasando por el frente del local, esta acentuación de colores me llama poderosamente la atención y me hace parar a ver de qué se trata este lugar.

Pequeña lavandería en Elche.

El resultado final es una imagen moderna, limpia y atractiva y convierte una tarea aburrida y rutinaria, como esperar a que se lave y seque la ropa, en una tarea por lo menos un poco más interesante.

Design: Antonio Maciá A&D / Director Architect: Antonio Maciá Mateu / Design Team: Ana Mora Vitoria / Ana Melgarejo / Rafael Zarza / Miguel Manzano Olmos / Laura Mora Vitoria / Carmina Revert
Photography: David Frutos