imagen 0

La compañía inglesa de teléfonos celulares O2 intenta sacudir el mercado de estereotipos y liderar una revolución digital con su nuevo concepto de local diseñado por Dalziel & Pow.

La marca abrió su primer local con este nuevo concepto en Manchester y pretende seguir con su próximo loal en Londres para fines de Enero del 2016.

imagen 1

imagen 2

 

 

 

 

La tienda de Manchester es tres veces más grande que una tienda típica de O2 y ofrece más de 700m2 de espacio de venta donde exhibe la última tecnología en comunicaciones y ofrece al cliente un espacio con Zonas interactivas y expertos de la marca O2 deambulan enseñando tutoriales de la nueva tecnología en pos de revolucionar el sentido e imagen de las tiendas.

imagen 3

El espacio de concepto minimalista (pisos estilo microcemento, techos con instalaciones a la vista, materiales nobles y cálidos y líneas netas en su mobiliario), ayuda a que el cliente se sienta relajado y aprenda de la nueva tecnología.

imagen 7

La intención es convertir a los locales en sitios de destino obligado para los clientes que quieran, además de poseer un celular, aprender de la tecnología. Los clientes son alentados a experimentar de manera práctica los nuevos dispositivos.

imagen 6

4 Pantallas interactivas en las vidrieras informaran al cliente sobre los diferentes tutoriales y avances tecnológicos.

imagen 4

Se diseñaron áreas con mesas para tutoriales, realizadas en madera clara, dándoles una imagen moderna y cálida. Las sillas de diferentes diseños y colores le agregan un tono relajado al espacio. Se pensaron también áreas de descanso donde se ofrecen bebidas calientes y sitios para cargar los celulares.

imagen 5

Relajado, ágil y social, la tienda prototipo rompe con la imagen tradicional de los locales de telefonía celular, a través de un nuevo acercamiento que muestra el compromiso de la marca O2 de ofrecer a sus clientes experiencias de compra,” indica el diseñador comercial de Dalziel & Pow, Simon Parkes. “Clientes, sin importar su empresa de telefonía, son alentados a conectarse con la tienda de la manera que mejor les sirva, ya sea si quieren tomarse un café gratuito, trabajar de manera remota en sus computadoras, oir sobre los últimos eventos musicales, cargar sus móviles o tomar un curso con un experto de O2.”

Este local demuestra que no es necesario darle al espacio una imagen tecnológica para introducir a los clientes a nuevas experiencias en este rubro.